Últimas noticias

Mayores activos que no se jubilan nunca

Mayores activos que no jubilan

Hay mayores activos que no se jubilan; como Miguel González, el hostelero más longevo de Madrid. Pese a que está a punto de cumplir los 82 años, sigue al frente de su negocio. Nació el 24 de septiembre de 1940, en San Ciprián, Zamora, donde vivió su infancia. Su abuela, a la que estaba muy unido, le animó a dejar el pueblo. Y en Puebla de Sanabria cogió el tren a Madrid; sin maleta, con lo puesto, según cuenta él mismo. Así empezó: de chico de los recados en un restaurante donde trabajaba una prima.

De aquel tiempo recuerda las fiestas en la pradera de San Isidro, en el mes de mayo. Y la diversión. Se comía y se bailaba; no como ahora, que todo es beber y beber, se lamenta. En 1971 abrió su propio restaurante en Chueca. Pero tropezó con los problemas de droga y delincuencia del barrio y no funcionó bien. Poco a poco, todo fue cambiando. Hoy es una de las mejores zonas de Madrid. Y él no para.   

Por qué hay mayores activos que no se jubilan

 

Los mayores de 64 años son el 6,5% de la población trabajadora. No hay cifras por tramos de edad para saber más detalles. Es de suponer que las razones de seguir en el mundo laboral son variadas. Hay quien hace del trabajo su razón de ser. Según González, él no vale para otra cosa, pues a las personas de su generación solo se les enseñaba a trabajar. Ejemplos como el suyo no faltan, tanto en el escenario como fuera de él. No hay duda de que lo ideal es que sea una opción voluntaria. En cualquier caso, se trata de no asociar jubilación con pasividad. Porque ya no hay mayores en los parques viendo pasar las horas. Y es que, en la actualidad, los jubilados son felices.

En este enlace se puede ver la noticia