Actualidad sobre personas mayores

Los jubilados son felices: nuevas evidencias

Los jubilados son felices

Que los jubilados son felices no es nada nuevo, aunque hay quien no se lo cree. Hace ya tiempo que se sabe que es cierto, pese a que los estereotipos no lo dejan ver. Y, una vez más, un estudio lo ha puesto de relieve. En él se han investigado los hábitos de vida de 21.000 personas. Todas mayores de 50 años y de países con gran diversidad. En Europa están España, Finlandia y Polonia, junto a Sudáfrica, Ghana, China y Méjico. Se trata por tanto de grupos de población muy distintos entre sí. 

Los resultados no son uniformes, aunque sí concluyentes. En todos los países de la muestra, los índices de bienestar emocional son más elevados en los jubilados que en quienes aún trabajan. Y eso que la jubilación no siempre se acepta bien. Es un suceso que marca de algún modo la entrada en la vejez; al menos a un nivel social. Y no todo el mundo la vive con alegría; a pesar de que su nombre deriva de júbilo. Sin embargo, a raíz de los resultados del estudio, al parecer, los problemas se resuelven muy pronto. La clave de la felicidad está en el uso del tiempo. Un ingrediente que a los jubilados les sobra. Y, disponer de más horas para dedicarse a lo que gusta, satisface. La noticia se puede ver en este enlace.

¿Y desde cuándo se sabe que los jubilados son felices?

 

La cuestión se descubrió a mediados de los 90. Lo hizo Laura Carstensen, de la Universidad de Stanford (California). La denominó la paradoja de la vejez. No hay duda de que el bienestar emocional de los mayores supera al de cualquier otro grupo de edad. Tener miedo a la jubilación, y con ello a la vejez, no es por tanto oportuno. No hay nada que temer. Cumplir años no debe asustar a nadie; según las estadísticas, vas a ser más feliz cada vez. ¿O no te lo crees del todo?