Últimas noticias

El secreto de la inmortalidad en una medusa

El secreto de la inmortalidad

Una medusa podría esconder el secreto de la inmortalidad. Y la ciencia lo investiga. Es minúscula, ya que mide milímetros, y no es fácil de nombrar: se llama Turritopsis dohrnii. Por el contrario, su presencia en los mares es muy común. Su ciclo de vida pasa por cuatro fases. Y hasta ahí no tiene nada de raro. No obstante, lo que la convierte en singular es su capacidad de volver a una fase previa. Y no solo una vez, sino muchas; es decir, no se muere.  

Es como si en la vejez retornáramos sin problema a la adolescencia o a la niñez. Hoy por hoy, una quimera. Sin embargo, el interés de la ciencia por saber más del proceso no es poco. Está en juego la curación de un sin fin de enfermedades. Y, de paso, desvelar cuántos años viviremos en el futuro. 

Gilgamesh: el rey que buscó el secreto de la inmortalidad

 

Rehuir la muerte ha sido una constante a lo largo de la historia. Y el relato más antiguo que lo cuenta es la Epopeya de Gilgamesh. Está escrita con caracteres cuneiformes en tablillas de arcilla. Se descubrió en 1845, cerca de Mosul, en Irak, y aún se conserva en parte en el Museo Británico, en Londres. Es la historia de un rey despótico al que los dioses quieren dar muerte a través de Enkidu, un salvaje al que mandan a su reino. Luchan, pero se hacen grandes amigos. Y, para castigar a Gilgamesh, los dioses quitan la vida a su enviado.

Conmocionado por el dolor, el rey quiere vencer a la muerte. Y emprende la búsqueda de la inmortalidad. En el confín del mundo conoce a una pareja que la posee; se la otorgaron los dioses tras sobrevivir al diluvio. Se halla en una planta que devuelve la juventud a quien la toma. Con ella emprende el regreso, pero una serpiente se la roba. Y Gilgamesh se convence de que la inmortalidad es un patrimonio de los dioses

La noticia se puede ver en el enlace