Actualidad sobre personas mayores

Un enemigo invisible, que está ahí afuera

Un enemigo invisible

Es un enemigo invisible; está ahí afuera, sin dar la cara. Y el peor enemigo es el que no se sabe por dónde va a atacar. Así se expresaba hace tan solo unos días José Manuel Caballero Bonald, tras superar con éxito la COVID-19. El hecho de que se haya restablecido es un triunfo. Por un lado, porque su salud es delicada y requiere atención a menudo; pero también por su edad, ya que cumplió 93 años en el mes de noviembre. 

Y es que los problemas de salud y la edad avanzada son dos factores que juegan en contra en caso de contagio. Es de sobra conocido que el coronavirus se ceba con los más débiles. En esta ocasión no ha sido así; hay mayores que ganan la partida y él es un ejemplo más. La edad en sí misma no es una condena

Un enemigo invisible del que hay que protegerse

 

El premio Cervantes 2012 se prodiga muy poco en los medios. No obstante, tras vencer la enfermedad, acepta responder a las preguntas de un diario. Muestra su temor ante la amenaza del SARS-CoV-2. Cree que la humanidad está viviendo el fin de un tramo de la historia; y que, en adelante, habrá nuevos modelos, nuevos vínculos y nuevos hábitos. Considera que la pandemia es como la Tercera Guerra Mundial. Y no tiene claro cómo se van a poder neutralizar sus efectos. En este enlace se puede leer la entrevista.

La visión del poeta y escritor no es optimista. Lo cierto es que hay que aprender a convivir con el virus. Vivimos momentos difíciles. Las noticias que llegan de China lo ponen de manifiesto una vez más. No queda más que extremar la protección. Las pautas son las de siempre: el lavado de manos, el uso de la mascarillas y la distancia física. Y confiar en que el futuro sea pronto más amable.