Actualidad sobre personas mayores

Una residencia para mayores LGTBIQ: necesaria

Residencia para mayores LGTBIQ

Una residencia para mayores LGTBIQ abrirá sus puertas en la ciudad de Madrid. Y eso es buena noticia en la semana que se celebra el Orgullo Gay. La Fundación 26 de Septiembre es la responsable de su puesta en marcha. Se trata de una organización que lucha por los derechos de estos mayores. Su compromiso con ellos cuenta con una larga experiencia. La información se puede ampliar en este enlace.

El ámbito LGTBIQ no solo lo integran jóvenes llenos de salud y vitalidad. Hay personas de todo tipo y condición. Y, por supuesto, también están en él los mayores. La campaña del ayuntamiento de Madrid en 2019 es un homenaje a ellos. Junto a fotografías de mujeres y hombres mayores se leen lemas como «Quienes guardan recuerdo de la represión» o «Quienes de verdad saben lo que nos jugamos». Por fortuna, el respeto y la tolerancia ocupan hoy el lugar de la vergüenza y los castigos. El paso del tiempo se llevó por delante la represión.

¿Y por qué una residencia para mayores LGTBIQ?

 

Muchas de las personas que hace años se vieron obligados a ocultar su sexualidad ya han envejecido. Y necesitan ser cuidados por otros. Pero en las residencias geriátricas no se contempla la diversidad. Son espacios donde se ignora la sexualidad. El tabú del sexo en la vejez es una asignatura pendiente en estas instituciones. Y los mayores LGTBIQ tienen miedo al rechazo. Federico Armenteros es el creador de la Fundación 26 de septiembre y lo sabe bien. Él conoce a fondo las dificultades de la situación. En este video nos lo cuenta con detalle.

La residencia para mayores LGTBIQ tendrá un carácter público; se encuentra en unos terreros cedidos por la Comunidad de Madrid. Será un lugar donde vivir en libertad, sin las humillaciones de un pasado no muy lejano. Es solo un pequeño derecho que sin duda merecen. Y es de esperar que sus puertas se abran pronto. Muchos mayores LGTBIQ lo esperan impacientes. Hoy es 28 de junio. ¡Feliz día del Orgullo LGTBIQ!