Últimas noticias

La entrega del Premio Cervantes se ha suspendido

Entrega del Premio Cervantes

El estado de salud de Francisco Brines obliga a suspender la entrega del Premio Cervantes. Así lo anunció el Ministerio de Cultura y Deportes. El poeta no se puede desplazar a Alcalá de Henares (Madrid), en cuya universidad se celebra el acto cada 23 de abril. Brines, que tiene 89 años, nació en Oliva (Valencia), donde reside en la actualidad. Es licenciado en Derecho, Filosofía e Historia. Y ha compaginado la poesía con la docencia a lo largo de su vida. Su labor ha sido reconocida con multitud de distinciones. Entre otras, el Premio Nacional de la Crítica, en 1966; el Premio Nacional de Literatura, en 1987; el Premio Fastenrath, de la RAE, en 1995 y el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, en 2010. Y el broche de oro a su extensa obra es la concesión de este premio

La entrega del Cervantes se aplaza por segunda vez, pues en 2020 ya no tuvo lugar. Primero, lo impidió el estado de alarma por la pandemia del SARS-CoV-2; más tarde, la enfermedad del premiado, Joan Margarit. Pocas semanas antes de fallecer, recibió el premio en su domicilio de manos del rey. Es de esperar que Francisco Brines se recupere lo antes posible y reciba el galardón con toda la ceremonia que el hecho se merece. La edad no tiene por qué ser un impedimento. En 2019, Ida Vitale dio pruebas más que de sobra de merecer su apellido. Esa es la razón por la que en este portal no nos cansamos de repetir que vejez y enfermedad no son sinónimos

Entrega del Premio Cervantes desde el año 1976

 

El Premio Cervantes es el mayor reconocimiento de la literatura en lengua castellana. Se celebra desde 1976, por la que la lista de los premiados es ya larga. En torno al evento, la Universidad de Alcalá organiza el Festival de la Palabra, en cuyo enlace se puede conocer más sobre Francisco Brines, así como admirar admirar su poesía. Se amplían con ello las actividades de tipo cultural que la institución lleva a cabo cada mes. Entre otras, las del Club de Lectura que, por cierto, en abril incluye un comentario de la autora de estas líneas.