Actualidad sobre personas mayores

Despedida con honores de estado para una jueza

Despedida con honores

Una despedida con honores de estado en la sede del Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Así ha sido el último adiós a Ruth Bader Ginsburg, una jueza que siempre se situó del lado de los más desfavorecidos. Pasó por Mayores activos en 2018. Una jueza de 85 años que rompe estereotipos, dijimos de ella, dado su perfil poco convencional. Había sufrido un accidente y le deseamos un pronto restablecimiento. Dos años más tarde, no ha podido contra un cáncer de páncreas con el que convivía desde 2010. Murió el 18 de septiembre, a los 87 años

Su pequeña estatura y su voz suave no le impidieron luchar con fuerza por las causas que consideró justas. Es un símbolo de la justicia social. Apoyó los derechos de las mujeres, de las minorías y del colectivo LGTBI, entre otros; acciones todas ellas que atañen a los derechos civiles, de los que fue una gran defensora.   

Despedida con honores de estado en Washington

 

El Tribunal Supremo lo forman nueve jueces vitalicios. Son hombres y mujeres nombrados de por vida para dirimir los conflictos de peso que se producen en el país. Sus miembros son el reflejo del equilibrio entre conservadores y progresistas. Ahora predominaban los primeros; son cinco a cuatro. Y la muerte de la jueza Ginsburg ha hecho saltar las alarmas. Trump quiere nombrar ya a su sustituta, que tendrá un perfil bien distinto al de ella. Los republicanos bloquearon a Obama esa opción a diez meses del final de su mandato. Ahora, a poco más de un mes de las elecciones del 4 de noviembre, Mitch McConnell, el líder del partido que lo impidió en el Senado, no duda de su conveniencia. Es una actitud que ilustra a las claras lo de la doble vara de medir

Ruth Bader Ginsburg expresó su deseo de no ser reemplazada hasta la toma de posesión del nuevo presidente. Pero el temor de Trump de no ser reelegido no lo hace fácil de cumplir. A pesar de todo, no hay duda de que descansará en paz. Fue una mujer excepcional. Y por eso se la despide con honores de estado.